2015. Andrea Deplazes

Vivienda

Prof. Andrea Deplazes

Prof. Asistente: José Manuel Pozo

La profundidad edificatoria es una de las variables más importantes, y de influencia más decisiva de la vivienda, aunque a menudo, se subestimen sus efectos.  Muchos parámetros importantes, tales como la luz del día, la circulación o la estructura están decisivamente influidos por la profundidad edificatoria. Estamos interesados en la relación de estos parámetros con la profundidad y en las correlaciones y la dependencia de los parámetros individuales entre sí. A continuación citamos algunas consideraciones y sugerencias sobre estos parámetros de diseño.  La profundidad del edificio provoca inmediatamente la cuestión de la profundidad máxima de iluminación. Empíricamente y por experiencia llegamos a una altura libre de 3 m como medida para que suficiente luz del día ilumine una profundidad máxima de 7 m. Los edificios con reducida profundidad no necesitan, por tanto, estar iluminados por ambas fachadas.

Iluminación: Con luz del día por ambas fachadas, la profundidad de construcción se puede aumentar a 14 m, respetando la altura del piso nombrada. Las habitaciones orientan a dos frentes, y la iluminación de la vivienda se realiza a través de la fachada. Esto conlleva la cuestión de la orientación de las habitaciones. A mayores profundidades surgen „zonas oscuras“ en el centro de la casa, que son, inevitablemente, el principal foco de atención.

Circulación: La circulación de un edificio, está directamente relacionada con la disposición de las viviendas y la profundidad total de edificación. Un acceso vertical central, (núcleo de escaleras) no afecta a la orientación a doble cara de las viviendas. Es una solución muy conveniente para profundidad de edificación grandes, con el fin de utilizar la zona central oscura para este uso y establecer una planta de vivienda eficiente. Sin embargo, solo puede conectar unas pocas unidades residenciales por piso, lo que limita su uso. El principio de circulación horizontal por corredor, se presta a orientaciones unilaterales de las viviendas, ya que una fachada está „cerrada“ por el mismo, lo que conlleva un problema de visión y deteriora la privacidad. El corredor puede conectar muchas unidades residenciales por planta, sin embargo lo hará de manera eficiente sólo cuando estas no sean demasiado espaciosas. En el tema de la circulación y la disposición hay que tener en cuenta otros requisitos relativos a la construcción para personas de movilidad reducida y la seguridad contra incendios y la distribución de las vías de escape.

Espacio exterior: La zona exterior privada está directamente vinculada a la vivienda. Ya sea como galería, semi-protuberante, o como una terraza exterior, disponer de espacio privado al aire libre afecta directamente a la tipología de la vivienda y la estructura del edificio.

Para la tipología de la vivienda, la integración inteligente del espacio externo puede ser un elemento clave, y al mismo tiempo, constituye un elemento distintivo de la fachada.

Estructura: Para las pequeñas profundidades de construcción, los techos pueden cargarse fácilmente sobre las paredes exteriores. En edificios más profundos la distancia de fachada a fachada se hace demasiado grande, de modo que una parte de las fuerzas se debe conectar de una manera apropiada en el intermedio.

Básicamente hay que considerar si las paredes interiores deben ser de carga o si un sistema de soportes independiente de las particiones de la vivienda, en el que no sólo la disposición del espacio en la planificación sería „más flexible“, sino también el grado de apertura las fachadas, fuera aconsejable. Esto a su vez da lugar a preguntas sobre el grado de exposición y las medidas de sombreado de la vivienda y preguntas acerca de la apariencia externa del edificio.

Instalaciones: La infraestructura de la vivienda, como abastecimiento, recogida y climatización, a menudo se disuelve en la vivienda poco espaciosas, con las llamadas zonas verticales de instalaciones, para evitar costosos distribuciones horizontales. Cocinas, baños y aseos se planifican, por tanto, cerca de estas zonas verticales de pequeño tamaño. En viviendas de planta abierta, forzosamente es necesaria una distribución horizontal, como en los edificios de oficinas. Estas zonas de instalaciones pueden estar agrupadas en la periférica, o dispuestos junto a los núcleos de escaleras. Estos factores determinan el grado, así como el tipo de flexibilidad en la construcción de las viviendas.

Tipología: Los parámetros de diseño enumerados interactúan entre sí y provocan un proceso experimental de retroalimentación, para ajustarse al alto grado de complejidad del proceso de diseño del que resultarán viviendas características de la profundidad del edificación delimitada. Las características de las viviendas son intrínsecamente el resultado de una lógica interna y no resultado de influencias externas del contexto. Teniendo en cuenta la naturaleza específica y el número de tipos de viviendas en edificios con un fondo edificatorio que va de mínimo a gran profundidad, es evidente la gran variedad de tipológicas disponibles. En los diseños en los que se superponen las distintas profundidades, surgen nuevos tipos, mientras que dentro de cada profundidad de edificación diferenciada, aparecen variaciones de los posibles tipos.

 

TRABAJOS DE LOS ALUMNOS

 

Pierre Berru (Guayaquil, Ecuador)

GALERIA DEL CURSO

El pase de diapositivas requiere JavaScript.